martes, 9 de marzo de 2010

Tequilita (2)

Y yo no quería beber, pero Saimon seguía y yo lo seguía. Sabía emborracharse con elegancia y aplomo, en contraste con su beber, animal y desesperado. El ojo, rojo y latente, ya se le había hinchado. Aparte de rojo e hinchado el ojo adquirio la capacidad de leerme el pensamiento y me dijo antes de que yo se lo preguntara: Tequila! Y cerro el ojo, y lo juro, que escuche un ligero crepitar como si pisara las hojas caídas en otoño, cuando parpadeo...





Esta es del ABC del Guateque Descremallerado!!!

2 comentarios:

jordim dijo...

dios santo, qué video, deben estar ya todos muertos..

Azul (MrBlue) dijo...

pues no había pensado en eso...agrego tu blog que tiene una pinta tremendamente buena