viernes, 5 de marzo de 2010

JPC (Joven Policía Corrupto)

Al tipo lo llamábamos Reds, porque se llamaba Rojas. Nunca he sido muy imaginativo, lo sé. El caso es que Reds me dice, eso es lo que le pasa al de la canción. Y yo digo, ¿qué? A lo que él repite, la canción, lo que dice la canción es lo que nos pasa a nosotros: nos muerde la que muge...
Yo fui un Joven Policía Corrupto, en una ciudad corrupta, a las órdenes de un teniente corrupto con un ojo de cristal que hablaba en inglés corrupto (Sailon! gritaba cuando quería que nos calláramos) y teníamos la costumbre de pervertir las palabras, las frases...
De las primeras cosas que aprendimos en nuestro periplo corrupto, tanto Reds como yo, es que las cosas se hacen porque si. Porque si y punto. Si quiere más explicaciones se las doy: de malas...
... un día el teniente del ojo de cristal dijo (en español menos mal!) lo mordió la vaca, pelao!...
.... y Reds y yo nos reímos y nos reímos...
Mientras hacíamos flexiones de pecho, como si en eso se nos fuera la vida, como si empujando la tierra fuéramos a sacar el País Adelante (que expresión más macabra, más jodida, por Dios!), mientras en la corrupta ciudad sucedían miles de crímenes, el teniente biónico compraba (con nuestro dinero, claro) un helado en una tienda, se escuchaba, por encima del bramido de los buses y busetas, de los gritos de los chatarreros, por unos altavoces conectados a un discman, se escuchaba una canción y Reds me decía que eso era lo que nos pasaba a nosotros...




Queen
Another One Bites The Dust

1 comentario:

recopetin dijo...

Este relato no se si es tuyo pero es cojonudo. Me gusta mucho y me recuerda un poco a éste: http://recopetin.wordpress.com/2009/05/06/crash-into/