miércoles, 22 de abril de 2009

Coronel, salve usted la patria

A veces compro libros en el supermercado o en estaciones de tren. En la estación de Alcoy compre "Soldados de Salamina" que iría ya por su 360 edición y me la leí en el camino y esa misma noche la termine. El libro me gusto mucho y me emociono en dos pasajes: la aparición de Roberto Bolaño y la narración de esos seis (creo recordar) o diez legionarios perdidos por África luchando....





...hoy en la oficina alguien dijo 7 de Agosto y yo pensé en la batalla del Pantano de Vargas. Contaré mal y con brevedad que pasó allí:

Las Tropas Patriotas (los Criollos, los que luchaban por la independencia) se enfrentaban a las Tropas Realistas (Los Españoles). La guerra en ese entonces era dura y perra pero caballerosa. Se proponía entrar en combate y el otro aceptaba. Se buscaba un campo, una explanada y se iniciaba el combate. Los ejércitos, en especial el Patriota, estaba agotado ya que habían tenido que atravesar los Andes y llevaban 77 días por ahí, de escaramuza en escaramuza. Empezó la batalla.

Cuando estaba casi todo perdido, Bolívar se giró y vio a su lado a un joven e inexperto soldado, Juan José Rondón, y le dijo: "Coronel, salve usted la patria". El inexperto, en uno de esos momentos que Sweig calificaría como estelares de la humanidad, lejos de asustarse, de achicarse o arrugarse, dijo "es que Rondón no ha peleado todavía" y se lanzo cuesta abajo con sus catorce, si solo catorce, (había unos tres mil soldados por bando!!!) catorce lanceros a caballo cuesta abajo y terminaron ganando la batalla...

...Siempre pienso en esos catorce hombres que cambiaron la historia, inconscientes de hacerlo, con la adrenalina por las nubes, con el miedo, sin saber si estarían muertos un minuto después.... como en la novela de Cercas que tanto me gusto.





Un día vi a Cercas en una conferencia y me sorprendió lo gorda que tenía la cabeza y lo poco joven que era uno de los escritores jóvenes más prometedores. Me acerque y le dije que para mí no tenía ninguna importancia que lo escrito en Soldados de Salamina fuese verdad que el libro me había encantado y que...su inmensa cabeza se limito a decirme que todo era VERDAD, TODO ES VERDAD...cuenta la historia que el general inglés Rooke que participaba apoyando a los Patriotas, fue herido de gravedad en la batalla. El brazo derecho le tuvo que ser amputado, y él ni se inmuto, no salío ni una queja. Cuando el médico termino, él general cogio el brazo amputado con la otra mano y grito en perfecto español "Viva la Patria". El médico le pregunto "Which Country Ireland or England?" a lo que Cooke respondió ya en inglés "The Country which will bury me". Murió esa misma noche.

Por cierto compre "Un Ciego con una Pistola" en el Alcampo por seis o siete euros y me gusto mucho. Luego reflexione que pensamos y asociamos ideas de una manera muy rara....

4 comentarios:

pau dijo...

interesante historia... he de reconocer que no he leído el libro, pero hoy en oído hablar de el, a cuentas de otro libro que ha salido sobre el tema o algo así... en fin, me lo apuntó para cuando tenga algo de tiempo

por cierto, menudo cambio de 'look' del blog ...

Azul (MrBlue) dijo...

...el cambio de look fue accidental y la verdad es que soy muuuu torpe y no se como volver al anterior....

álex martí dijo...

Señor Azul, apoyo incondicionalmente su cambio de look y le invito a que especifique al votar los puntos que otorga a cada candidato, que si no la democracia no fluye.

Un cordial saludo de sus fervientes admiradores:

Los perros del curro.

Señor Insustancial dijo...

Gracias por reproducir mi post sobre Chester Himes...henchido de gloria me siento ahora mismo...

Sobre Cercas sí, tienes razón, tiene la cabeza enorme que es donde debe residir su talento.

Un abrazo.