martes, 5 de julio de 2011

El Asesinato

Todo en The Killing es intrigante.
El asesinato de un adolescente y su investigación.
Los pasos que siguen, los callejones sin salida, los caminos mal señalizados, la acuciante sensación de que algo va a pasar, los prejuicios, el increíble score, los personajes: poliédricos, oscuros y luminosos, la sempiterna lluvia de Seatle, la fragilidad/fortaleza de Linden, las familias y sus relaciones. Todo ello con el empaque de calidad de la AMC.
Esperando por la Segunda Temporada.



(Esta serie me la recomendo el mítico Aparicio en el ya Legendario concierto de Dan Sartain)
*Al parecer no fue en el concierto de Dan Sartain si no, un sábado culaquiera. Maldito alcohol.

3 comentarios:

MrNovember dijo...

Comencé a verla sin muchas expectatvias. Me la había recomendado un compañero de trabajo con el que no coincido demasiado. Citó a Twin Peaks (lo leería por ahí) y, aunque no me fie demasiado, decidí darle una oportunidad.
Para empezar, decir que no tiene mucho que ver con esa maravilla envendada de David Lynch, aunque hay ciertos guiños como cuando la madre se entera por teléfono de la muerte de su hija y algún otro que no desvelaré por si alguien que no la ha visto lee esto.

La serie me ha gustado mucho. Tiene un ritmo lento, desprovisto de urgencias y perdiendo tiempo en bucear en la psique de unos personajes que no pasan sus mejores momentos, pero que te va manteniendo en vilo sin buscarlo descaradamente. El final me sorprendió porque pensaba que sólo tendría una temporada. Si hay que citar alguna referencia, yo hablaría de Murder one (por como la trama se va desarrollando) y a la película Seven en estética (con esos escenarios grises y lluviosos. No me extraña que Kurt Cobain estuviese tan de bajón)

Azul (MrBlue) dijo...

Razón no te falta MrNovember.... a mí también me recordó, sobretodo al principio (corriendo por el bosque) y en su pasado (algo atormentado, lleno de frustraciones) a Clarice Starling....Abrazooooo

MrNovember dijo...

Tienes toda la razón. El inicio es otro guiño a El silencio de los corderos. Incluso el personaje, como apuntas, puede ser paralelo al de Clarice, ya que su vida real es el trabajo.