lunes, 21 de diciembre de 2009

Maginot

Tras quedar mutilado en la Primera Guerra mundial Andre Maginot no tuvo otra obsesión que proteger a su país, Francia, de una nueva, y como se demostraría despúes posible invasión por parte de los alemanes.
La línea Maginot fue concebida como una barrera, una compleja red de túneles y fortificaciones, para facilitar la guerra de trincheras, el transporte de armas, municiones, alimentos, tener unas enfermeras a mano, fortificaciones, cañones, etc...
Fue una construcción faraónica, de casi diez años y millones y millones de presupuesto...
Y que como todos sabemos no supuso ningún problema para los nazis. La guerra había cambiado, las armas habían cambiado. El mundo cambio, el decorado cambio.
Y Hitler se paseo triunfal por los Campos Eliseos.

Cuantas y cuantas Líneas Maginot construimos a nuestro alrededor ignorantes de su inutilidad, fracasos embrionarios, como si pudieramos defendernos de las invasiones futuras. Por lo menos Maginot murió antes de ver como su proyecto se convertía en uno de los mayores fracasos de la historia bélica. A nosotros nos toca ver y sentir cada derrota.

Buen Día.

1 comentario:

recopetin dijo...

WOAU!
Que no pare la guerra, que no nos mate, que sigamos a hostias y nos olvidemos de Maginot. PIM PAM PIM PAM! A galleta limpia!! no pasarán! pongo la otra mejilla!!! war is over!! sube el volumen!!! Feliz Navidad!!!