viernes, 16 de diciembre de 2011

Petrificado

Varios de los libros que más me han gustado tienen un factor común, el protagonista es un profesor. Normalmente un ser algo retraído, que en algún momento soño con la fama literaria, para perderse en las envidias propias del profesorado, la burocracia universitaria o tal vez, el amor, un amor de adolescente tardío, de los cuarenta con una alumna con alguna compañera. Pienso y digo de memoria (Juro que lo estoy haciendo de Memoria!) Todas las Almas de Javier Marías, X de Percival Everett, Lodo de Fadanelli, 2666 la primera parte, Lolita de ya sabéis quién no me jodáis, Chicos Prodigiosos de Chabon, y así.....


Stoner es de un sencillez apabullante. Es de un impacto monumental. Poco más de doscientas páginas y repasa toda la vida de Stoner, dos guerras mundiales, hijos, nietos, colegas y disputas. Una vez escuche que los grandes actores eran aquellos que sabían poner cara de Nada. Es así. Este libro, al leerlo, tienes la sensación de que no lees. No fatiga ni cansa, se desplaza con gracia, levanta las manos sabiendo que la medalla de Oro es suya.
Obra Maestra.

" Había llegado a ese punto en el que le asaltaba, con intensidad creciente, una cuestión de una simplicidad tan aplastante que carecía de recursos para afrontarla. Se empezó a preguntar si su vida merecía la pena, si alguna vez la había merecido. Era una duda, sospechaba, que le llegaba a todo el mundo tarde o temprano. Se preguntaba si a los demás les sobrevenía con la misma fuerza impersonal que le llegaba a él. La cuestión le sumía en la tristeza, pero era una tristeza general que - pensaba- tenía poco que ver con él o con su particular destino, ni siquiera estaba seguro de que la cuestión naciera de las causas más recientes y obvias que habían trastornado su vida."

Stoner
John Williams
Ediciones Baile del Sol

 

2 comentarios:

Inma Luna dijo...

Eso es Stoner, ciertamente.

Azul (MrBlue) dijo...

Hola Inma, gracias por la visita y el comentario.