martes, 24 de abril de 2012

Escalpelo


Como es costumbre en este Blog nos remitimos a copiar lo que nos gusta, o como es más habitual, lo que otros explican mejor:
La teoría del bisturí
“Sin embargo, de todos los conglomerados detesto particularmente el de los pintores. En parte, naturalmente, porque es el que más conozco y ya se sabe que uno puede detestar con mayor razón lo que se conoce a fondo. Pero tengo otra razón: LOS CRÍTICOS. Es una plaga que nunca pude entender. Si yo fuera un gran cirujano y un señor que jamás ha manejado un bisturí, ni es médico ni ha entablillado la pata de un gato, viniera a explicarme los errores de mi operación, ¿qué pensaría? Lo mismo pasa con la pintura. Lo singular es que la gente no advierte que es lo mismo y aunque se ría de las pretensiones del crítico de cirugía, escucha con increíble respeto a esos charlatanes. Se podría escuchar con cierto respeto los juicios de un crítico que alguna vez haya, pintado, aunque no fuera más que telas mediocres. Pues aún en ese caso sería absurdo, pues ¿cómo puede encontrarse razonable que un pintor mediocre dé consejos a uno bueno?
El túnel
Ernesto Sábato    

2 comentarios:

Francesc Bon dijo...

Pues mira que fui a leer El túnel en un contexto particularmente inadecuado. Familia, verano, día en la piscina, tumbona. Así que poco me enteré tan siquiera de este párrafo particularmente profundo y acertado. Habrá que probar de nuevo, porque, claro, me pareció feísta y claustrofóbico.

Azul (MrBlue) dijo...

Pues la primera vez que lo lei, mi impresión fue similar....hace poco lo relei y gano hastante...pero sigue siendo claustrofóbico!!!
Abrazo!