jueves, 2 de julio de 2009

La Boda

si amigos, si. La gente se sigue casando. Y entre ellos, como si fuera poco. Hace tiempo que no asisto a una boda y nunca lo he hecho como trabajador. Nunca hasta mañana viernes. Porque el viernes unos amigos, bueno los amigos de unos amigos, se casan y en una arrebato de imprudencia y locura (ya sé que para casarse esas son dos condiciones "sine qua non") han decido que MrBlue amenice la velada, con ritmos frenéticos y contagiosos beats, de los que vuelven locos a los muchachos y les obligan a agitar la cabeza, posesos, dando como resultado flequillos voladores y risas contagiosas...
sin embargo la sombra de la duda ensombrece mi pensamiento:
- de una boda sale otra boda, ¿será la mía, señor?
- Habrá suficiente alcohol como para que no se preocupen de la música?.
- Habrá demasiado alcohol como para que reclamen al unísono a Paquito el Chocolatero? (hey!, hey!)
- Podre controlar mis emociones en situaciones extremas (una boda lo es) o por el contrario me entregare a la violencia o al amor? (no existe punto medio!)
- el encargado de romperse la crisma al intentar algún paso de baile demasiado moderno (podré investigar in situ la influencia de Fama en la familia española) pertencerá a los invitados de la novia o del novio?
- podra el moonwalker imponerse como paso más imitado al "dos-dedos-por-enfrente-de-los-ojos-pulp-fiction"?
como diría algún periodista deportivo "solo el tiempo, ese juez supremo, nos dará la respuesta..."

1 comentario:

polilla dijo...

después de este aperitivo, no puedes dejarnos sin una crónica de tal magno enlace ... por favor, no te olvides de nosotros jejejej

y como 'amenizador de boda' ¿has pedido lista de canciones a los novios? ¿les has preguntado 'su' canción (cómo pareja)? ... de bodas se poco, y esto es lo único que me consta sobre el tema musical...

y siento decírtelo, pero habrá paquito el chocolatero... sí o sí