miércoles, 10 de junio de 2009

El Espejo

Acaba de volver un amigo de Nueva York y la conclusión es la misma: "Es que no hay trampa ni cartón. Es como se ve en las películas".

Hace siete años murió el último Don, John Gotti. Asesino y mafioso. Jefe de la familia de los Gambino. No dudaba en disolver en ácido a sus enemigos, es decir, a cualquiera. John Gotti ascendio con rapidez, fue el más implacable pero también el más elegante. Trajes cruzados, seda, brillantes, corte de pelo perfecto, sonrisa y fotogenia. Sin duda un mafioso cinematografico, un actor principal en El Padrino, en Goodfellas o en Los Soprano.
No sé hasta que punto Gotti se alimentaba de las películas, de la idea de mafioso, del imaginario colectivo, de lo que se suponía que tenía que ser o por el contrario los cineastas y escritores sencillamente se reflejaban lo que veían. Lo más lógico es que entre todos hallan construido esa imagen.



Solo espero que nadie, nadie, nunca se fije en la España que Telecinco quiere reflejar y en especial ese programa llamado (de una forma bastante estúpida) "Mujeres, Hombres y Viceversa" donde el modelo, el patrón a seguir es el del bicep superdesarrollado, la camiseta entallada y la ceja depilada.

4 comentarios:

BlancaOrcasitas dijo...

Me parece que por desgracia es tarde para lo que dices. Los 'Hombres, mujeres y viceversa' y estilos similares se reproducen como esporas...

Uqbar dijo...

Puzzo Style, no quedan tipos como él.
Me imagino una versión patria y sólo alcanzo a preguntamre que aquí quién será quien retrate a las mafias patrias...

Temo que Nacho Abad se atreva a escribir "Fabra: Un señor".

Azul (MrBlue) dijo...

Blanca, nunca es tarde: acabaré con T5!
Uqbar, a cuatro manos con César Vidal ganaría en ritmo y veracidad!

polilla dijo...

blanca tiene razón, de esa raza se ve gente por las calles a diario.... es un poco patético sí...